entre las sombras


Entre sombras

Siempre que llevamos la reflexión existencial desde un punto de vista personal, hace que la versión esta mejorada por el buen uso del razonamiento que nos hace dejar a un lado aquello que nos resulta doloroso, incomodo o imposible de reconocer, de esta manera logramos sobrevivir con la realidad y conciliar el sueño con honesta satisfacción. Esto es innato en cada uno de nosotros y hasta cierto punto muy comprensible
Los recursos de algunas personas son a veces ilimitados, aunque las mismas carezcan a todas luces de la capacidad mental necesaria como para evaluarlas positivamente, se deduce que la inteligencia emocional desarrollada por estos a lo largo de su vida es la consecuencia de tan extraordinarios resultados.
Por otro lado la carencia de recursos emocionales también puede resultar efectivo y conocemos a quienes en su indecorosa ignorancia hacen gala de interesados comportamientos que se alejan en mucho de la sencillez y de la categoría que corresponde en cuanto a lo social de los mismos.
Personalmente amo la sencillez desde siempre, no se muy bien porque motivo tal vez ha sido para mi el modelo más apreciado. Lo sencillo es un estilo de vida, como puede ser lo absurdo o lo complejo, lo hortera lo “ cool “o lo pastueño lo post-rancio o la forma que uno adopte como parte de su existencia sin olvidarme de lo elegante, formal ni de lo sutil ni de lo sofisticadamente pijo. Cada cual se defiende como mejor le venga en su gana, pero lo que es difícil de tragar es la hipocresía de la gente que viene como los invasores bereberes, con la naturalidad de sentirse acosados en un ambiente hostil y desarraigado donde los demás parecemos indígenas oriundos de un pasado y a degüello se presentan como abyectos conquistadores ... con derechos de honor y de pernada. Estos críticos de lo social de lo moral y de lo estético, inclusive críticos con las criticas y con todo lo que por establecido les parece criticable, no son capaces de discernir entre el bien y el mal porque son demasiado ocupados en esconder sus fracasos sus defectos sus fobias y sus pasados y nos resultan defensores de valores que antes han pisoteado, violado y transgredido, como dando por hecho- el- hecho de que no sabemos de afectos de amor de respeto de compromiso de sinceridad y tantos otros valores que se creen han descubierto cegados por su ignorancia madre de todo atrevimiento.
Será mejor que callen cuando grite mis silencios , de lo contrario intuiria que en su desdicha me ignoran.

Comentarios

Entradas populares de este blog