les personnes changent


Amarga, tu opinión me resulta desde una reflexión profunda y serena, desde un punto distante entre tu devenir y tu pasado, a todas luces gratuita, falsa y a buen seguro interesada; tal vez los efluvios y aromas de inciensos y de dulces licores enturbian tu presente con fantásticos y oníricos proyectos inacabados.
En la memoria de algunos quedan recuerdos confusos, dispersos, abandonados pero latentes al fin, imágenes que fueron sepultadas .
Amarga la decisión de ser juzgado en rebeldía: En el amor como en la guerra solo hay derrota, victimas, secuelas y daños colaterales. No existen victorias ni vencedores, quedan cenizas, llagas, cicatrices…
La voluntad se ciega de valores cuando se olvida el reflejo de uno mismo y miras a los demás en su desdicha y confías en tu moralidad, no se trata tanto de buscar la propia felicidad sino de buscar el fracaso ajeno como triunfo personal.
Amarga tu decisión equivocada.
En lugar de un mundo mejor; porque no un mundo menos peor.

Comentarios

Entradas populares de este blog