dejo siempre


dejo siempre una puerta.
abierta en el tiempo.
en la frontera
del mundo...
una luz fría y difusa
envuelve mis sueños.

tan solo...
espero;
amanecer un día
envuelto en un abrazo,

que justifique mi existencia.
para tumbarme
exhausto boca arriba,
y
agonizar
mirando al cielo,
sin más lágrimas
que los recuerdos
amargos ,
de aquellos sueños
que pudieron
ser
pero
nunca fueron…





Pedro Arregui 01/09/2002

Comentarios

Entradas populares de este blog