Ir al contenido principal

la esperanza



“en ese instante oí que se

quebraba algo en mi interior, por

un instante pensé que era mi

corazón, pero no, el corazón no

 se rompe… Después entendí que se

me había roto la esperanza y

estaba saliendo por mis ojos

tibia y salada”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

lo importante

"Tengo el cansancio anticipado de lo que no voy a encontrar."

Le pedí tan poco a la vida y hasta ese poco la vida me negó. Una hebra de sol, el campo, un poco de paz con un poco de pan, que no me pese mucho el saber que existo, y no exigir nada a nadie, ni que nadie exija nada de mí. Todo esto me fue negado, como quien niega una limosna no por falta de bondad, sino por no tener que desabrocharse el abrigo para darla.

Si me das a elegir... me quedo contigo