27/2/16

Soñar por encima de tus posibilidades




He vuelto la vista atrás con la intención de recordar el punto del camino donde y cuando cambie de dirección para encontrarme ahora rumbo a  un destino ajeno, lejano y extraño que nada tiene que ver con la trayectoria que  hasta entonces llevaba recorrida.En esta mirada al pasado, sin haberlo premeditado han surgido algunos recuerdos que mezclados con deseos anhelos y fantasías han derivado en sueños que aunque fugaces han provocado expectativas inalcanzables, o dicho de otra manera, en situaciones que están por encima de toda posibilidad.
No mires hacia atrás-Tu no vas en esa dirección-
Cada vez son más difusos y más lejanos los recuerdos. Cada vez llegas más tarde , es casi imposible retomar el rumbo …
que clase de reinvención es la que toca? Son ya tantas que me parece absurdo insistir y perseverar , porque es improbable que se cumplan las expectativas imaginadas…

26/2/16

jamás se regresa..."

"No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe.
No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma.
No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía, o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.
No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias. Una que no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.
No te enamores de una mujer intensa, lúdica, lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, jamás se regresa..."

-Martha Rivera Garrido.

5/2/16

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida

"Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho;
los obstáculos más grandes del camino, nuestras propias indecisiones;
nuestro enemigo más fuerte, el miedo a los poderosos y a nosotros mismos;
la cosa más fácil, equivocarnos una y mil veces;
las más destructivas, el egoísmo, la mentira, los sentimientos de posesión y nuestro individualismo;
nuestras peores derrotas, el desaliento, el temor a no tener el valor de atrevernos y la ausencia de un compromiso verdadero con las angustias y los anhelos de nuestros semejantes, sobre todo con los más desamparados;
nuestros defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; nuestras sensaciones más gratas, la buena conciencia, los esfuerzos por ser mejores, aunque sin querer ser perfectos;
y sobre todo, nuestra disposición para hacer el bien, tal cual, combatiendo sin desmayo cada una de las injusticias de toda jornada, donde quiera que estén".